Saltear al contenido principal

«Que nadie se sienta tranquilo por el hecho de que el 28A pudimos frenar a las derechas, hay que ir a votar el 26M» (Alberto Garzón)

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha destacado que el próximo 26 de mayo «tenemos la oportunidad de reproducir el cambio en Navarra» y se ha mostrado «absolutamente cómodo y satisfecho» con el acuerdo alcanzado entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra en la comunidad.

«Estoy absolutamente cómodo con el trabajo de nuestros compañeros en Navarra. Nosotros constatamos que nuestro país es plurinacional y afortunadamente aquí en Navarra la mayoría de la población es consciente de esta realidad», ha afirmado Garzón, cuando ha sido preguntado por si se siente cómodo con el acuerdo de I-E con los nacionalistas.

En su opinión, el trabajo realizado en estos cuatro años por Izquierda-Ezkerra, la coalición formada por IU y Batzarre, es «plenamente coherente con esa visión de país integral que defendemos en todas partes de España».

El líder de Izquierda Unida ha visitado este miércoles Pamplona para apoyar a los candidatos de I-E en las próximas elecciones forales y municipales y ha ofrecido una rueda de prensa acompañado por la cabeza de lista al Parlamento foral, Marisa de Simón, y otros miembros de la lista.

Alberto Garzón ha esperado el «mejor de los resultados posibles» para Izquierda-Ezkerra en la próxima cita electoral y ha llamado a «votar masivamente para frenar a las derechas reaccionarias e impedir que entren en las instituciones y puedan dar al traste con los cuatro años recientes». «Que nadie se sienta tranquilo por el hecho de que el 28 de abril pudimos frenar a las derechas, hay que seguir participando. No vale conformarse», ha afirmado.

Según ha indicado, I-E se presenta a las próximas elecciones con «las credenciales de la solvencia, de la credibilidad y de un proyecto político de izquierdas». Ha destacado que la coalición «ha mostrado en los últimos cuatro años una clara predisposición al cambio y un apoyo leal basado en un programa político nítidamente de izquierdas» y ha afirmado que «ahora tenemos la oportunidad no sólo de reproducir el cambio, sino de hacerlo en condiciones más favorables con la existencia de un gobierno de izquierdas» en el país.

También se ha referido Garzón al llamado «reto territorial» que afronta España y ha querido dejar claro que Izquierda Unida y Batzarre «están comprometidas con un modelo de Estado federal que defiende el autogobierno de Navarra», algo «muy importante en momentos en los que asciende una derecha reaccionaria y radicalizada que quiere recortar la autonomía».

Por otro lado, preguntado por el hecho de que en Navarra Izquierda Unida y Podemos concurran por separado, mientras que en el Congreso y en otros puntos del país lo hacen juntos, Garzón ha afirmado que «cuando abordamos desde hace un par de años estas elecciones vimos la posibilidad de abrirnos a la diferente casuística que podía existir». Y ha afirmado que «no pasa nada» por haber llegado a acuerdos en algunos lugares y en otros no.

«Nosotros lo vemos con una enorme naturalidad y con un punto de camaradería. Pablo (Iglesias) y yo, además, hemos comentado la ironía de que hoy se concentre toda la izquierda en Navarra», ha expuesto el líder de IU, sobre la visita este miércoles a Pamplona del líder de la formación morada y también del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Ha incidido así en que la falta de acuerdo para concurrir juntos en Navarra «se naturaliza, se normaliza, sabiendo que no somos enemigos ni adversarios, que nuestros enemigos son los que han recortado la vida de la gente».

I-E, «EL VOTO ÚTIL PARA LA GENTE DE IZQUIERDAS»

Por su parte, la cabeza de lista de I-E al Parlamento foral, Marisa de Simón, ha apostado por «la continuidad del cambio en Navarra y que se reproduzca con más peso de la izquierda». Y ha remarcado que «el próximo 26 de mayo está en juego el cambio social y plural que se inició en el año 2015 y que dio la vuelta a esa Navarra oscura y de la exclusión».

Ha defendido que Izquierda-Ezkerra es el «voto útil para la gente de izquierdas» y, sobre la posibilidad de acordar con el PSN un nuevo gobierno si el cuatripartito no revalida su mayoría actual, ha afirmado que «no contemplamos en principio esa posibilidad».

«Estamos trabajando para que el cambio continúe», ha declarado De Simón, para señalar que el PSN «tuvo la posibilidad de sentarse en esa mesa del cambio social y político». «Había una silla más pero no la quiso. La silla sigue estando ahí y el PSN tiene la oportunidad de sumarse a este cambio y contribuir», ha señalado.

En todo caso, ha remarcado que «acordaremos en función del acuerdo político y programático». «Esto no es un juego de quién pacta con quién, es un juego de programa, de proyecto político para los próximos cuatro años e I-E estará en cualquier proyecto político que se sitúe en la izquierda y que no suponga ningún giro hacia la derecha», ha aseverado.