Saltear al contenido principal

La mano roja contra la violencia de género es ya un símbolo de la ciudad de Pamplona

Izquierda Ezkerra propone un gobierno paritario tanto en Ayuntamiento como en Gobierno de Navarra

Pamplona está a la cabeza plazas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género, con 20,5 plazas por cada 100 mujeres con orden de protección, frente a las 9,91 del Estado.

La concejala Edurne Eguino, ha felicitado esta mañana a toda la ciudadanía pamplonesa por su implicación en la lucha por la prevención de la violencia sexista contra las mujeres y contra los colectivos LGTBI, en declaraciones realizadas esta mañana junto con Marisa de Simón, cabeza de lista de esta formación al Parlamento de Navarra.

Ha destacado también la labor que el Servicio Municipal de Atención a la Mujer realiza desde hace más de 25 años en la prevención y atención a víctimas de violencia de género, tanto en el ámbito doméstico como víctimas de trata con fines de prostitución. “Es fundamental el servicio que presta a mujeres en riesgo de exclusión, para las que realiza asesoría legal y psicológica y acompañamiento en procesos de inclusión, ofreciéndoles una vivienda digna durante el tiempo necesario para salir adelante”, ha señalado Edurne Eguino.

Según ha indicado, este Servicio pone a Pamplona a la cabeza plazas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género, con 20,5 plazas por cada 100 mujeres con orden de protección en Navarra, más del doble de lo que se registra a nivel estatal, que es de 9,91.

Este Servicio se ha completado con guardias localizadas para acompañar a víctimas de de agresiones sexistas en Sanfermines y en las fiestas de los barrios.

“El Ayuntamiento –ha indicado Eguino- debe comprometerse en el desarrollo de la nueva Ordenanza de Igualdad, elaborando e incorporando informes de impacto de género a todos los proyectos y planes de todas las áreas municipales”.

También ha señalado la necesidad de eliminar la brecha salarial que afecta a algunos colectivos de trabajadoras municipales . Ha recordado en este sentido, las 180 mujeres del Servicio de Atención a Domicilio que hoy tienen unas condiciones de trabajo dignas porque I-E al frente del Área de Acción Social municipalizó el servicio.

Esta brecha salarial también existe con trabajadoras sociales y educadoras de escuelas infantiles.

A estas medidas ha añadido la creación de nuevos servicios de conciliación familiar, manteniendo el servicio de información, asesoría y apoyo sobre diversidad sexual y género, así como priorizar el acceso a viviendas de emergencia social a mujeres con hijos e hijas menores y sin recursos económicos.

Por su parte, Marisa de Simón, ha propuesto un gobierno paritario tanto en Ayuntamiento como en Gobierno de Navarra, para que las políticas de igualdad están presentes en todas las áreas y departamentos.

“Las mujeres en mayor o menor medida seguimos soportando situaciones de desigualdad que son producto de un modelo social que continúa siendo desigual. Es necesaria una auténtica transformación social para construir una sociedad igualitaria que garantice los mismos derechos, deberes y oportunidades”, ha indicado.

“Izquierda-Ezkerra –ha indicado Marisa de Simón- se compromete con el desarrollo de la ley de igualdad que contempla acciones desde todas las instituciones y en todos los ámbitos de la vida laboral, familiar y social de las mujeres. Creemos que hay que garantizar por ley no solo que el Gobierno propiamente dicho sea paritario, creemos que deben serlo tan bien las direcciones generales y de servicio que dirigen los departamentos. Si todo el gobierno es paritario será más fácil que en todas las políticas de todos los departamentos se trabaje de manera transversal por la igualdad entre mujeres y hombres”.

Ha anunciado que su partido priorizará medidas encaminadas a acabar con la brecha de género en el empleo, en los salarios y en la pobreza.

“Afortunadamente, en esta legislatura hemos dado pasos muy importantes que corren el riesgo de retroceder si las derechas y la extrema derecha tienen peso próximos gobiernos. La izquierda decisiva, Izquierda Ezkerra, no va a permitir ningún retroceso en igualdad y va a exigir pasos firmes como demanda la inmensa mayoría de la sociedad” ha concluido.